Andrea, cine y literatura

Críticas, textos teóricos y literarios, reposts interesantes

La hoguera de la desdicha

Por Andrea Echeverri, andreacine.wordpress.com

Santa suerte, la nueva novela de Jorge Franco, trata, más que de otra cosa, acerca de la infelicidad. Una madre y sus tres hijas viven destinos sombríos, cada una a su manera. Pobres, sin noción de autoestima, cada una se destruye de la forma en que mejor sabe o puede hacerlo. La madre, abandonada por su marido, hace lo posible por darles una vida decente a sus niñas, que van creciendo sin cariño y sin guía. Se muele en la fábrica para conseguir el pan, no pide nada más a la vida, no intenta nada más. Se apoca en su desgracia, opaca y simple.

Las historias de las hijas se entrelazan en la narración, desarticuladas temporalmente. La mayor, la que espera una llamada, dejó pasar su vida de manera anodina hasta encontrar, ya madura, un amante que pronto la planta, y desde entonces se dedica a escribirle, a contarle sus tristezas y sus rabias, a las que consagra su existencia entera. Su amor cobra el sentido a partir de la ruptura, y gracias a ella se enfrenta a sí misma por primera vez.

La de en medio, la que inventa dolores, vive de despertar la lástima. Aprovecha los golpes para acudir a la caridad ajena, y su masoquismo la lleva a querer a su verdugo. Vive también de la suerte, las predicciones de sus hijos gemelos que adivinan números que sólo sirven a los demás, pero de los que quedan migajas. Su aparente dignidad es la muleta en la que se sostiene, y finalmente es la única que logra llevar las riendas de su vida y arrastrar a las otras.

Y la pequeña, la que cometió una locura, vive de su cuerpo escalando los peldaños que constituyen los hombres que va conquistando. Es como un retrato borroso, una mala imitación de Reina o de Rosario, protagonistas de otras historias de Franco, la típica paisa arribista que aprovecha las ocasiones que la vida le da para conseguir la tranquilidad material. Pero las cuentas le salen al revés al final, y se queda sola y enferma con un hijo bobo, al único que logra querer.

Como es habitual en la prosa de Jorge Franco, la lectura es fácil y amena, el lector se entretiene en los vericuetos de las historias que se entremezclan de maneras distintas pero que en el fondo permanecen independientes, analogizando la soledad profunda de los personajes, la falta de afecto y la poca atención que se profesan a pesar de compartir el espacio y los recuerdos.

El fuego es el sello de la suerte, tan esquiva y tan non-sancta, el comienzo y el fin, la resolución de una historia que no podría encontrar otro final en tanto no corre tan espontáneamente como cabría esperarse. Las mujeres se enredan en su vida carente de sentido, y Franco no logra, como en Melodrama, por ejemplo, desenmadejar la piola de una manera sorprendente, aunque consigue, como pocas novelas, retratar la desdicha de tres maneras distintas.

 

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Anuncios

Un comentario el “La hoguera de la desdicha

  1. xiomy romero
    septiembre 2, 2010

    Felicidades Jorge.. soy seguidora de tu obra y me alegra que tu libro es todo un éxito.. mil y mil bendiciones!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 27, 2010 por en Literatura y etiquetada con , , , , .

En IMDb

Mi lista de películas favoritas: http://www.imdb.com/list/mI3iQ_vSCgk/
A %d blogueros les gusta esto: