Andrea, cine y literatura

Críticas, textos teóricos y literarios, reposts interesantes

A lo que llevan los celos

Por Andrea Echeverri, andreacine.wordpress.com

Con gran afluencia de público se estrenó en Colombia La cara oculta, coproducción colomboespañola, segunda película de Andi Baiz, quien se había dado a conocer en 2007 con Satanás, que ya le había ganado el favor de la audiencia y la crítica.

La cara oculta es una película con tintes de suspense y de romance, manejados de forma singular. Cuenta la historia de Adrián —interpretado por el catalán Quim Gutiérrez—, un director de orquesta español que es llamado a dirigir la Filarmónica de Bogotá. Viene al país con su novia Belén —la madrileña Clara Lago—, quien al pillarlo devaneando con una violinista, decide abandonarlo. Tras unas semanas de desesperación, Adrián conoce a Fabiana —Martina García—, una mesera que lo socorre tras una noche de borrachera, y empieza con ella una nueva historia de amor. Pero Belén no se ha ido: está encerrada en un búnker secreto dentro de la misma casa, la llave ha quedado afuera, ella lo puede ver y oír todo pero nadie sabe que está allí.

Contada en dos tiempos, la historia se desarrolla primero desde el punto de vista de Fabiana, y luego desde el de Belén. Si en la primera versión se sentía la ausencia del Belén como un fantasma, en la segunda su presencia es demoledora. Si se tiene la suerte de no haber visto el tráiler antes de la película, la primera parte puede resultar mucho más interesante al no saber qué es lo que realmente está pasando —los cortos revelan demasiado— y la segunda, sorprendente.

Narrada en forma pausada, la historia se desarrolla de manera sencilla, aunque, por supuesto, no lineal. La casa en la que vive Adrián, primero con Belén y luego con Fabiana, tiene un protagonismo intenso, como suele suceder en este tipo de filmes. Se trata de una buena casona campestre, lejos de la ciudad, llena de espacios y de luz, en la que nada deja adivinar el espacio secreto ideado por su diseñado, un alemán del que ya solo quedan su viuda, su perro y unos pocos recuerdos más bien turbios.

La falta de expresión habitual de Martina García se esconde en un personaje sencillo y sin gran desarrollo: más allá de su trabajo de mesera, no sabemos gran cosa de su vida, salvo su nueva pasión por Adrián. Están mejor construidos los otros dos personajes, que se sienten naturales en su acento y sus roles. En particular se destaca Quim Gutiérrez, quien logra matizar sus emociones de manera verosímil y crear un papel más contundente como director de orquesta, al que se le ve la vocación.

Aunque quedan varias inquietudes por resolver —cómo sobrevivir en esas condiciones tanto tiempo, por ejemplo—, la trama encaja y cierra bastante bien. La puesta en escena es rigurosa, la fotografía acertada, la atmósfera está bien conseguida; en definitiva se trata de una película interesante, que vale la pena ver.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Anuncios

2 comentarios el “A lo que llevan los celos

  1. Ingrid
    enero 21, 2012

    Yo si vi el trailer, a traves de un link del twitter, tiene buena pinta la película pero el tema es muy angustioso.

  2. P.D.
    enero 21, 2012

    En un extraño giro dramático nuestra confiable crítica se ablanda ante una historia de infidelidad que pudo resultar mejor, sino memorable de no ser por estos 3 pecados:
    1- El Tráiler arruina todo el primer acto del filme, estructurado para sugerir un falso thriller paranormal, y luego cambiar a un tono más realista.
    2- El final es apresurado, deja a todos menos uno de los personajes en el aire (o sin aire, para quien ya la vio).
    3- La dirección de actores es terrible, en particular con Martina García quien posa de tonta con dotes de Sherlock Holmes al resolver todo el misterio del filme. Tampoco se le perdona el desnudo (no estoy a favor de la silicona, pero francamente, entre cuello y ombligo parece un niño). Clara Lago es mucho mejor (no solo por su desnudo), pero a veces exagera, como en el momento de escuchar la filarmónica (hiperventilar y emocionarse no es lo mismo).
    Como siempre faltó el centavo para el peso, y eso es mucho más decepcionante que ver simplemente una mala película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Andreacine en Twitter

  • Hola, amig@s. Busco ayuda para encontrar una excelente empleada doméstica para mi mamá. La necesita tres días a... fb.me/1cOeQgBIq 3 days ago

En IMDb

Mi lista de películas favoritas: http://www.imdb.com/list/mI3iQ_vSCgk/
A %d blogueros les gusta esto: