Andrea, cine y literatura

Críticas, textos teóricos y literarios, reposts interesantes

Desde Europa con amor, frío y sonrisas

Por Andrea Echeverri, andreacine.wordpress.com

Esta versión de Eurocine 2012 termina con un balance interesante. A pesar de que buena parte del cartel fue programado en DVD (entre otros, cosa lamentable, toda la formidable retrospectiva de Aki Kaurismäki), este festival hace posible que en Colombia se vean películas a las que de otra manera difícilmente podría accederse, ni siquiera de manera digital. Podemos, entonces, enterarnos de algunas de las nuevas tendencias fílmicas del viejo continente, a la vez que revisar algunos de los clásicos que vale la pena volver a ver.

La nieve fue recurrente, desde la inauguración con Odisea en Laponia (Napapiirin Sankarit), del finlandés Dome Kauroski, donde Janne, acompañado de sus dos mejores amigos hace una larga travesía nocturna en busca de un decodificador de televisión digital a riesgo de perder a su novia. En su periplo se encuentra con los obstáculos más insospechados, busca dinero de todas las formas posibles para poder pagar el dichoso aparato y se mete en más líos de los que puede afrontar. Todo esto contado en clave de humor, entre oscuro y cándido, con una narración precisa y simpática, que permite entender un poco —si es que es posible— el extraño carácter finés.

También fue la nieve el contexto de Norte (Nord), del noruego Rune Denstad Langlo, que cuenta otra odisea personal, esta vez mucho más profunda y negra, aunque de nuevo de manera humorística. Se trata esta vez del viaje a través de paisajes nevados de Jomar, un hombre que ha sufrido un revés mental, y que al enterarse de que tiene un hijo y salir ileso del incendio de su caravana, decide ir a buscarlo. En su lento peregrinar se topa con los personajes más disímiles y extraños, que lo van confrontando consigo mismo y le permiten distraerse de ese destino que tanto le cuesta afrontar. Compleja, extraña como sus personajes, a ratos lenta pero encantadora, es una película singular y entrañable.

El amor es una de las temáticas recurrentes, sea el tema central o como trama secundaria, tanto en comedias como en dramas las relaciones de pareja son el pan de cada día en el cine europeo clásico y contemporáneo. Desde diversos ángulos se muestra en Planes para mañana, película española de Juana Macías, que sigue la vida de varias mujeres durante un día en el que suceden acontecimientos especialmente relevantes en sus vidas. En la cinta, el amor es causa de angustia, de cambios drásticos, de dolor, pero también se convierte en la salvación ante el desastre. Con una estructura que recuerda de algún modo a Amores perros —historias entrelazadas que tienen en común un choque automovilístico— lo interesante aquí es la profundidad psicológica que consigue dar a los personajes a pesar de que solo los acompañemos un solo día de sus vidas.

El tema es tratado paradójicamente en Brownian Movement. Se trata de una coproducción hoalndesa, belga y alemana dirigida por Nonouk Leopold, una cinta extraña y difícil que en tres movimientos cuenta la crisis que sufre una pareja cuando el hombre descubre que la mujer, que es médica, lo engaña sistemáticamente con sus pacientes, pero asegura que eso no interfiere con su amor por él; deja sus affaires detrás, pero el pasado sigue pesando en la relación, cómo no. Con un comienzo sugerente, el filme sin embargo va perdiendo fuerza y se va haciendo tedioso y lento, a la vez que inverosímil, si bien el interrogante que plantea es sin duda interesante.

Manoel de Oliveira le da un toque esotérico al amor en su insólito filme El extraño caso de Angélica, filmado a sus 101 años, y que cuenta el enamoramiento enajenado de Isaac, un fotógrafo judío, por Angélica, la joven muerta que le han pedido que retrate antes de enterrar para que la familia tenga un último recuerdo de ella. Ante su cámara, siente que la modelo inerte le sonríe, y luego que su espíritu lo visita, y poco a poco se va entregando a ella, pierde la noción de la realidad y se entrega a una pasión insana a pesar suyo. Estéticamente cuidada, algo oscura, compleja, la película lleva al espectador por derroteros inusitados, en una narrativa sencilla pero densa, con imágenes intensas y hermosas pero frías, incluso duras.

En una historia polaca, basada en hechos reales, se demuestra que el amor es el motor que puede llevar a extremos insospechados. Esto lo cuenta El bautizoChrzest— filme de Marcin Wrona que de manera brutal narra el rencuentro entre dos amigos, Janek y Michal, quienes pertenecían a una banda delictiva en el pasado. Janek vuelve del ejército y encuentra a su amigo casado y con un bebé, con un trabajo estable y tratando de llevar una vida corriente, a pesar de que su antiguo jefe le pasa una absurda factura. Por sobre todas las cosas, quiere hacer bautizar a su hijo, del que Janek será padrino, y dejar atrás el bajo mundo, para darle a su encantadora esposa una vida digna. Dura, a ratos sórdida, llena de contrastes, es una película sólida, muy bien contada, de lo mejor del ciclo.

También entre lo mejor del cartel, en clave surrealista y un tema que pasa del odio al amor, está El hombre de arenaDer Sandmann—, una comedia suiza dirigida por Peter Luisi, hilarante y más que sugestiva. Benno es un hombre antipático que trabaja en una tienda de filatelia y vive encima del café de Sandra, a quien detesta, sobre todo por sus pretensiones musicales. Sin embargo, es ella la única que puede ayudarlo con su gran problema: empieza a perder arena, en cantidades cada vez mayores, sobre todo cuando duerme. Los enredos se suceden casi atropelladamente, los sueños, vívidos, que a su pesar comparte con Sandra, son cada vez más absurdos, y la película se hace a cada secuencia más graciosa, a la vez que nos hace pensar en la comodidad de la vida cotidiana, en las mentiras piadosas que solemos decir a diario y en la falta de tolerancia cotidiana que se acrecienta cada día…

Estas son sólo unas pocas películas del interesante catálogo de Eurocine 2012, que dejan en general un buen sabor de boca, como siempre, y la sensación de que el cine del viejo continente se renueva todo el tiempo, que no se anquilosa, que deja ver un filo de extrañeza interesante en casi todas sus producciones y que se decanta por historias complejas, pero a la vez cercanas, muy humanas, personales, afectivas, siempre interesantes.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Anuncios

Un comentario el “Desde Europa con amor, frío y sonrisas

  1. P.D.
    mayo 18, 2012

    Me parece que entre el Festival de teatro y la Feria del libro, Eurocine pasó sin pena ni gloria a pesar de contar con una programación interesante. Faltó mejor prensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Andreacine en Twitter

  • Hola, amig@s. Busco ayuda para encontrar una excelente empleada doméstica para mi mamá. La necesita tres días a... fb.me/1cOeQgBIq 3 days ago

En IMDb

Mi lista de películas favoritas: http://www.imdb.com/list/mI3iQ_vSCgk/
A %d blogueros les gusta esto: