Andrea, cine y literatura

Críticas, textos teóricos y literarios, reposts interesantes

Si por mí fuera…

beasts of the southern wild

Por Andrea Echeverri, andreacine.wordpress.com

Una de las películas más conmovedoras del cine contemporáneo, Beasts of the Southern Wild (Bestias del sur salvaje), ópera prima de Benh Zeitlin, ganadora en Sundance y en Una cierta mirada en Cannes, y una de las Gemas del FICCI, abre un panorama a un universo desconocido hasta ahora para los foráneos.

En Bathtub, un bayou del Mississippi, enclave de pobreza absoluto, que podría pertenecer a cualquier zona vulnerable de África o Suramérica -como las que regresan a los noticieros cada que las temporadas invernales renuevan las inndaciones-, vive una comunidad marginada y alternativa. Allí, Hushpuppy -la asombrosa Quvenzhané Wallis-, una niña de seis años sobrevive junto a su padre Wink -Dwight Henry-, borracho, enfermo y con mal temperamento, que la adora y la quiere fortalecer para que pueda soportar los embates de la vida, pero no la sabe tratar como se debe.

Narrada desde su mágica voz, lo que admite que realidad y ficción convivan de una manera realmente maravillosa, Husspuppy cuenta  la historia de su desalojo y su lucha por recuperar su territorio, su enfrentamiento con las bestias, las humanas y las fantásticas, el anhelo por recuperar a su madre y salvar a su papá, su pueblo y su comunidad, a partir del momento en que un deshielo centenario inunda el bayou y descongela a los aurochs, unas míticos animales que vienen a destruirlo todo… como los blancos que se esconden detrás del dique y que dicen pretender salvarlos en unas condiciones que no tienen en cuenta nada de sus costumbres, sus ideas ni su identidad.

Con unas imágenes de una potencia inusitada, que admiten la mezcla de glaciales y aurochs con escenografías y situaciones de un realismo apabullante, en espacios creíbles y casi palpables, una fotografía magnífica que explota la incidencia de la luz en exteriores de la mejor manera posible, una dirección de arte cuidada y minuciosa, una producción cuya independencia no implica descuido alguno, una música maravillosa, la película es una revelación. Lirismo absoluto, potencia, dureza, una mezcla extraña y que resulta sorprendente que funcione. Y lo más increíble de todo es la capacidad de Quvenzhané Wallis para sostener, a su corta edad, todo un filme de semejante envergadura dramática con tanta altura, con toda su simpatía, su carisma y su fortaleza. Larga vida a ella y a Zeitlin, se pueden esperar grandes cosas del cine que nos ofrecerán en un futuro si la vida los trata bien.

Si por Hushpuppy fuera, la vida de Bathtub sería distinta. Si por mí fuera, esta habría sido la ganadora absoluta de dos Óscares.

 Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

En IMDb

Mi lista de películas favoritas: http://www.imdb.com/list/mI3iQ_vSCgk/
A %d blogueros les gusta esto: