Andrea, cine y literatura

Críticas, textos teóricos y literarios, reposts interesantes

Día 70. El mejor western de todos los tiempos


Este es otro género con el que no me entiendo del todo bien, es bastante masculino, en casi todos los sentidos de la palabra -incluyendo el aspecto machista-: los héroes lo son por su demostración de fuerza y destrezas físicas, las armas son la expresión de la hombría, la ley se toma por la propia mano, y eso parece que está bien, y las mujeres o son unas sumisas dulces que sirven como recompensa tras el duelo, o son mujeres fuertes pero de baja reputación…

No obstante, hay más de una película del Oeste que me encanta, al punto que me cuesta elegir solo una para el reto de hoy, así que de nuevo hago trampa y me la juego por dos a la vez: Las furias y Hombre muerto, que desbancan por muy poco a A la hora señalada (High Noon), esa maravilla narrativa, contada sin elipsis, con la hermosísima Grace Kelly y el formidable Gary Cooper.

Las Furias (The Furies) dirigida por Anthony Mann en 1950, me gusta precisamente porque cambia el patrón: aquí es una mujer, Vance Jeffords, interpretada por la impresionante Barbara Stanwyck, la que se erige como protagonista absoluta de la cinta. T. C. Jeffords pretende expulsar de su gran hacienda, Las Furias,  a una familia de mexicanos, entre los que se encuentra el gran amigo de infancia de Vance, así que ella se enfrenta con todas sus fuerzas a su padre, a la vez que intenta aliarse con un banquero para sacar adelante el rancho. Una mujer de armas tomar, que intenta reprimir sus emociones pero no lo consigue, y por el contario logra que el espectador se congracie con ella y la acompañe en su cruzada. Rodada en un blanco y negro matizado, que funciona mucho mejor para los personajes que para los paisajes que pierden su fulgor, este drama ambientado en el Oeste norteamericano es una joya que extrañamente ha pasado desapercibida por el gran público amante del western.

En otro extremo se encuentra la bizarra película Hombre muerto (Dead Man), realizada por Jim Jarmusch en 1995 y protagonizada por Johnny Depp. William Blake es un contador de Ohio que decide aceptar un trabajo en el Oeste, una región inhóspita y extraña para él. Para colmo, el puesto que le ofrecieron ya no está vacante, y la mujer con la que se enreda resulta ser la esposa del hijo gran jefe, que la mata cuando la encuentra en la cama con él… William casi sin saber cómo responde los disparos y acaba siendo un prófugo de la justicia, perseguido por varios cazarecompensas. El desarrollo del personaje es maravilloso, el tratamiento estético es delicioso, la fotografía -en un blanco y negro intensos todo el tiempo- es impecable, la música, deliciosa 8a cargo de Neil Young), en fin, una película un tanto rara para el género, pero indudablemente perteneciente a él, que lo ejemplifica desde la excepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Andreacine en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

En IMDb

Mi lista de películas favoritas: http://www.imdb.com/list/mI3iQ_vSCgk/
A %d blogueros les gusta esto: